INGESOM realiza el retrofit de una máquina cosedora, encargada de unir con hilo metálico las solapas de las cajas de cartón, con la finalidad de mejorar su funcionamiento, sus ratios de producción e incluso el acabado del producto. Grupo La Plana es un grupo empresarial familiar e independiente ubicado en Betxí (Castellón), y se dedica a la fabricación de envases y embalajes de cartón ondulado y compacto.

En la actualidad el grupo tiene 4 centros de producción que suman más de 100.000 metros cuadrados de instalaciones, todos ellos cuentan con última tecnología y garantizan un proceso sostenible y de bajo impacto ambiental. Además, cuentan con 14 plantas de montaje repartidas por todo el territorio nacional, que le permiten cubrir la demanda global de packaging de cartón de grandes mercados en España, Portugal, sur de Francia, norte de África y Latinoamérica.

La máquina cosedora es un modelo antiguo con componentes obsoletos, que dificultan tanto su mantenimiento periódico como la integración con el resto del proceso productivo. La solución de retrofit desarrollada por INGESOM le permite a Grupo La Plana aumentar la producción, introducir nuevas funcionalidades y alargar la vida útil de la máquina, y todo ello, sin realizar la inversión que implica la compra de un equipo nuevo.

INGESOM analiza el funcionamiento actual y las necesidades reales del cliente, para optimizar el rendimiento de la máquina cosedora. Se sustituyen los PLCs por modelos más actuales, que agilizan las tareas de mantenimiento, disponen de recambios fácilmente y reducen los tiempos muertos. También se sustituye la pantalla por una nueva HMI táctil más grande, que permite implementar una nueva interfaz más visual e intuitiva simplificando las tareas de configuración, y se instalan nuevas tarjetas analógicas que permiten un ajuste más fino en el proceso productivo de la máquina.

Además, como parte de la solución de retrofit, INGESOM reúne en una nueva versión de software todas las mejoras realizadas en la máquina durante los últimos años para mejorar su rendimiento y así, reducir el número de componentes eléctricos susceptibles de fallar. Todas estas mejoras ofrecen la posibilidad de integrar la máquina cosedora con el resto de equipos que Grupo la Plana tiene en su planta, agilizando la transferencia de información y reduciendo posibles errores humanos.